29 enero 2017

Costumbres posteriores al Año Nuevo chino

A lo largo del Festival de Primavera tienen lugar ciertas costumbres y tradiciones muy desconocidas para la mayor parte de la gente, pero no por ello menos curiosas. Mucho se ha hablado ya de lo que sucede antes del Año Nuevo Chino: cómo se van preparando las familias para la celebración del fin de año, quiénes son los protagonistas de cada día, las leyendas, tradiciones y tabús… Pero, ¿qué sucede una vez que el nuevo año ha comenzado?
En este artículo os hago un resumen de cómo se desarrollan los últimos 14 días del Festival de Primavera, para que podáis ir siguiendo día a día estas costumbres tan curiosas. Como veréis, cada una va acompañada de su fecha correspondiente tanto del calendario lunar, como de nuestro calendario.
Y si aún no sabéis qué ha sucedido durante los primeros nueve días del festival, podéis descubrirlo a golpe de vista con esta imagen:


17 enero 2017

Preparativos y costumbres anteriores al Año Nuevo Chino.

El Festival de Primavera es mucho más que el día de Año Nuevo. Este festival dura en total 23 días, desde el 23º día del último mes lunar hasta el 15º día del primer mes lunar. Este año comienza el 20 de enero y terminará el 11 de febrero. 
A lo largo de estos 23 días tienen lugar ciertas costumbres y tradiciones muy desconocidas para la mayor parte de la gente, pero no por ello menos curiosas. Por supuesto, las costumbres varían mucho de una provincia a otra, incluso de una casa  a otra. 
Aquí os dejo una explicación sobre las tradiciones más comunes que tienen lugar durante los nueve primeros días de este larguísimo festival. Cada una de ellas va acompañada de su fecha correspondiente, tanto del calendario lunar, como de nuestro calendario, para que así podáis ir siguiéndolas día a día. ¡Que lo disfrutéis!


12 enero 2017

#StopPollution

He comentado alguna vez que una de las cosas que más me impresionaron (negativamente) de China es el altísimo nivel de contaminación que hay allí día sí, día también.
Hoy me he cruzado con el vídeo que comparto más abajo, el cual muestra muy brevemente un fragmento de esa realidad. En él una niña se dirige desconcertada a un policía. Se encuentran en medio de una carretera de Beijing llena de vehículos que aparecen y desaparecen en una nube de suciedad. "Me he bajado en la parada equivocada, no sé dónde estoy", le dice ella con preocupación al hombre. Al parecer la pequeña iba en bus de camino al colegio como probablemente hacía todos los días, pero por culpa del smog se confundió de parada y terminó totalmente desorientada en medio de esa niebla gris. Por suerte el policía la ayudó y todo quedó en una anécdota. Una anécdota que muestra cómo la contaminación puede afectar nuestro día a día desde lo más simple, hasta lo más grave, como lo son las terribles consecuencias que respirar "eso" tiene en la salud humana.
No es necesario entender chino para comprender el vídeo. Con ver la cara de la niña y lo que hay a su alrededor es más que suficiente. ¿No os parece terrorífico que se alcancen esos niveles de polución tan elevados?
Se rumorea que es un vídeo preparado con el objetivo de denunciar la situación que se vive allí. Yo misma me cuestiono la autenticidad del suceso, pero si de algo estoy totalmente segura es de que casos como este suceden con frecuencia en la vida real. Yo misma he experimentado situaciones similares estando allí. 
No pretendo aburrir a nadie escribiendo sobre este tema otra vez, pero es que hasta que uno no ve con sus propios ojos y respira con sus propios pulmones el aire que hay en determinados lugares de China, cuesta entender la gravedad del asunto. Por eso considero muy necesario compartir este tipo de historias, para concienciar al mundo de que jugar con el medio ambiente es jugar con nuestra salud y con la de toda la humanidad. 


Pseudo-Navidades chinas

Una vez pasadas las Navidades y como complemento al fantástico artículo de Alicia Candón Morales, publicado hace unos días aquí en Yuanfang, voy a hablaros sobre cómo se viven estas fechas en la China continental y cómo las viví yo estando allí. El relato de Alicia se sitúa en Macao. Me ha sorprendido mucho leerlo, porque desconocía gran parte de las cosas que cuenta. Sí, pasé unas Navidades en China, pero es que al parecer las costumbres entre Macao y la China continental (al menos respecto a este tema) son algo diferentes.
Para empezar, está esa influencia Portuguesa debido a la cual en Macao los días de Nochebuena y Navidad son festivos. Esto no sucede en la China continental, donde todo el mundo tiene que seguir con su rutina como si nada importante pasara. Para mí fue de lo más extraño tener que asistir a clase durante estos días. Y, tal vez, a pesar de haber estado viviendo ya allí durante meses, fueron esas semanas cuando más sentí que estaba lejos de casa.

Decoración "Navideña" en Hangzhou.

08 enero 2017

El huoguo: mucho más que una comida.

Es casi inevitable adentrarse en el maravilloso mundo de la gastronomía china sin escuchar hablar del huoguo, uno de los platos más longevos del país. El huoguo(火锅)es conocido internacionalmente por su traducción al inglés: hotpot. En español podríamos llamarlo algo así como “olla caliente”. Sí, el nombre suena peligroso, pero lo cierto es que el mayor peligro que entraña es el de no poder parar de comer.
La base de este plato, como su propio nombre indica, es una olla caliente llena de caldo hirviendo. Este caldo puede ser suave o picante, a gusto del consumidor. Lo de picante no se refiere a que le echen unos granitos de pimienta, sino a que el agua va a estar repleta de guindillas, por lo que podréis imaginar cómo es su sabor… Por suerte, el caldo hirviendo de la olla no está hecho para ser bebido o tragado a cucharadas (el sabor es muy fuerte, ¡ni lo intentéis!). Su función es mucho más interesante… La olla se sitúa en el centro de la mesa y la gente colocada a su alrededor tendrá que lanzar comida cruda al interior con el fin de que esta se cueza en el caldo. Puede servir prácticamente cualquier alimento que se os ocurra: verduras, carnes, pescado, tofu, marisco, huevos, setas…