25 septiembre 2016

Crónica de un viaje a los montes Wudang

Esta vez cedo el puesto al fabuloso, único e inigualable... ¡István Olajos! A partir de ahora colaborará ocasionalmente en el blog compartiendo sus experiencias y curiosidades sobre China. Al final del artículo podéis encontrar más información sobre él. Sin más, os dejo con su relato :)

Wudangshan es uno de los lugares más maravillosos de China, por eso es un poco triste que no hubiera oído hablar sobre él hasta que mi profesor de wing-tsun me preguntó si quería unirme a la visita de esas montañas misteriosas. No le respondí de inmediato, tengo que confesar que soy un poco perezoso para viajar. Sin embargo, estando ya al otro lado del mundo, ¿por qué no moverme un poco más? Además, llevaba tiempo practicando wing-tsun (un tipo de kungfu), ¿cómo no iba a tener curiosidad por el lugar de nacimiento del kungfu taoísta? Mi respuesta final fue un sí, y gracias a ello viví una de mis mejores y más interesantes experiencias en China.


El arte de hacer regalos en China

Una vez, una amiga china residente en España me comentaba que cada vez que venía de China traía la maleta cargadita de regalos, cual Papá Noel. Según ella, si daba estos regalos a la gente que fuera conociendo aquí, haría más fuerte y cercana la relación con ellos.
También recuerdo que al recibir una beca para estudiar en este país, se me invitó a llevar algún regalo de mi país con el fin de crear y mantener una buena guānxì (relación) con la Universidad.
Está claro, en China los regalos forman parte de la base de cualquier relación. La palabra regalo en mandarín significa, literalmente, 'objeto de cortesía'. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir los obsequios, porque si nos equivocamos, la cortesía puede convertirse en una ofensa. Si bien las cosas están empezando a cambiar, aún hay muchas supersticiones y reglas que hay que tener en cuenta la hora de hacer un regalo a alguien.


13 septiembre 2016

Cerdo agridulce con piña

Si hay un plato chino archifamoso en el mundo entero (a parte de los rollitos de primavera), es el cerdo agridulce. Ya sabéis, esa carne de color anaranjado y brillante que está taaaaan rica. Seguro que todos lo habréis probado en alguna ocasión en algún restaurante y, seguro, segurísimo que os ha encantado. 
La receta original se hacía con cerdo, como aquí os cuento, aunque hoy en día se cocina también con otros tipos de carne, como el pollo. En chino este plato se llama táng cù lijí (糖醋里脊).
Es muchísimo más sencillo y rápido de hacer de lo que parece; seguid estos pasos y en muy poco tiempo tendréis listo vuestro cerdo agridulce casero. ¡Allá vamos!



05 septiembre 2016

El camino a casa (película)

Llega septiembre y con ello una nueva propuesta en la Chinoteca: una recomendación que se ha convertido ya en todo un clásico del cine chino. Seguro que muchos de vosotros la habréis visto, pero seguro que hay otros mucho que, aunque han oído hablar de ella, aún no han dado el paso. Pues bien, aquí va un pequeño empujón para que os animéis a ver la famosa El camino a casa